close
Breaking news

The chloroquine adopted against malaria and some autoimmune diseases, has beco...read more Written by Florencio de los Santos One of the brightest chapters, but at the sam...read more FLORENCIO DE LOS SANTOS   MOVIE    NEWS  Written by Florencio de los Santo...read more San Francisco, June 4 (EFE) .- Hackers attacked the electoral campaigns of the p...read more WASHINGTON (AP) – The openly gay first secretary of the U.S. Army said Wed...read more The University of California pledged Thursday to continue supporting immigrant s...read more The world continues to be on alert after the appearance of a never-before-seen v...read more He had to overcome obstacles such as a limited campaign for the pandemic and c...read more The Queen of United Kingdom, Elizabeth, is infuriated by the new Duchess of Suss...read more US President Donald Trump announced Thursday the cancellation of the Republican ...read more

LA MUERTE ¿que es? Y ¿existe vida después? (1ra. Parte)

Escrito por Florencio de los Santos…..

Muchas personas no hacen distinción entre los diferentes tipos de muertes. Pero de manera generica la muerte es “una cesación” o “separación”. Por mucho que usted quiera a una persona, animal o planta, con la muerte llegan a tomar caminos diferentes. Hablando bíblicamente, existen al menos cinco tipos de muertes que –por falta de espacio no serán tratadas todas- y son:

1ro. Muerte espiritual (Mt. 8:22; Lc.15:24; 1Tm. 5:6; Jud. 12; Gn. 2:17).

2do. Muerte física (Gn. 3:19; Jn. 5:25; Stg. 2:26; Gn. 6:17; Jn. 11:14).

3ro. Muerto al pecado (Ro. 6:11; 6:13; Gá. 2:19; Jn. 5:24; Rev. 14:13).

4to. Muertos en delitos y pecados ( Ef. 2:1, 2:5; Lc. 15:24; Col. 2:13; 1Pe.2:24).

5to. Segunda muerte (Rev.20:6; 20:14; 21:8).

Note la importancia de establecer las diferencias o significados de estos términos. En Génesis 2:17 Jehová dijo: “Pero en cuanto al árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo no debes comer de él, porque en el día que comas de él positivamente morirás”. Pero observe que después que el hombre desobedeció vivió cientos y cientos de años y no murió físicamente ese día, pero sí hubo una inmediata separación o cesación de la comunión, pues después de la caída (Gn. 3:9) resultó que: “Y Jehová Dios siguió llamando al hombre y diciéndole: “¿Dónde estás?”. Se había separado. El pecado es lo único que separa a Jehová de su creación.

Sin embargo, el resultado de lo que hoy conocemos como muerte (física) no vino con el término “el día que comas de él positivamente morirás”, sino con la expresión “al polvo volverás”-en futuro-, en el verso 19 cuando dijo que: “Con el sudor de tu rostro comerás pan hasta que vuelvas al suelo, porque de él fuiste tomado. Porque polvo eres y al polvo volverás”. Lo cual se cumplió muchos siglos después. Adán vivió 930 años.

Hay quienes consideran que los muertos no tienen consciencia y que nada saben. Estos se basan en Eclesiastés 9:5 que dice: “Porque los vivos están conscientes de que morirán; pero en cuanto a los muertos, ellos no están conscientes de nada en absoluto, ni tienen ya más salario, porque el recuerdo de ellos se ha olvidado”. Si usted lee desde el versículo 1 se dará cuenta de que el Sabio Salomón está haciendo una reflexión general sobre las consecuencias resultantes de la vida y el pasar por el mundo físico “debajo del sol”. En el verso anterior, incluso agrega que: “un perro vivo está en mejor situación que un león muerto”. (Si los muertos no tienen consciencia, ni memoria, ni recuerdos, entonces ¿cómo serán juzgados?).

En ese sentido, y sabiendo que se está tratando lo relativo al mundo natural, expresó: “no están conscientes de nada en absoluto, ni tienen ya más salario”. O sea que quien muere físicamente no tiene cuidado si le deben o si tiene que pagar, no exige ni ofrece nada a los vivos y mucho menos demandaría un salario; se ha ido de aquí, no sabe si hace frío o calor, si lo han honrado o deshonrado. Ha habido una separación. Y su facultad cerebral ya no conecta con su alma y su espíritu. ¿Cómo usted entrevistará o cuestionará a un cadáver?

Cualquiera podría dar una interpretación errónea del verso dos del mismo capítulo, y pensar que todos tendremos el mismo fin, si no se estudia el contexto del texto, que dice: “Todos son lo mismo en lo que tienen todos. Un mismo suceso resultante hay para el justo y el inicuo, el bueno y el limpio y el inmundo, y el que sacrifica y el que no sacrifica. El bueno es lo mismo que el pecador; el que jura lo mismo que cualquiera que ha temido un juramento”. Así es lo que ha pasado con el texto del verso 5, que se podría mal interpretar si se saca de su contexto.

Debemos hacer una explícita apreciación sobre que somos hechos a imagen y semejanza de Dios (tripartitos). Entonces qué es y adónde van el cuerpo, el espíritu y por supuesto el alma cuando morimos. De esa forma se podría comprender más claro lo que conocemos como muerte natural, que ya escribimos, es una separación. Se necesitaría cierto espacio, pero tratemos de explicarlo de la forma más sencilla posible.

El cuerpo es el mecanismo que Dios creó para que pudiéramos entrar en contacto físico con el mundo natural, es como un envase, uniforme o vehículo del alma (ya que existe un mundo espiritual Ef. 6:12; 2Cor. 4:18; Fil. 2:15), pero desde la maldición de Génesis 3:17-19 estamos condenados a enfermar, envejecer y finalmente volver al polvo, como está establecido.

En tanto que el espíritu es una parte espiritual mediante la cual el Espíritu de Dios se comunica con el hombre, y al morir aquí el cuerpo, el espíritu vuelve al creador no importando que tan mala haya sido una persona, nunca se pierde el espíritu, éste es del Dios de los espíritus:

-Entonces el polvo vuelve a la tierra justamente como sucedía que era y el espíritu mismo vuelve al Dios (verdadero) que lo dio (Ecl. 12:7).

– ¿Quién hay que conozca el espíritu de los hijos de la humanidad, si está ascendiendo hacia arriba; y el espíritu de la bestia, si está descendiendo hacia abajo a la tierra?

(Ec. 3:21).

-Ante esto, cayeron sobre sus rostros y dijeron: “Oh Dios, el Dios de los espíritus de toda clase de carne, ¿pecará un solo hombre y tú te indignarás contra la entera asamblea?” (Nú. 16:22).

Pero la parte céntrica del hombre, la que los antiguos incluso le llamaban el corazón (muy distinto a la percepción que tenemos de esa palabra, pues lo vemos como un órgano que bombea sangre), de donde proceden las emociones, sentimientos y deseos, es lo que se le llama alma, por ser el centro del ser. Es eterna, es el verdadero ser y es la que al momento del cuerpo volver al polvo, y el espíritu volver a Dios que lo dio, ésta, es la que disfruta o sufre las consecuencias de lo que hicimos en esta tierra…

Continuará.

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page